Una previa totalmente Patuna

Este año desde Pato implementamos una nueva forma de ir festejando la llegada del color amarillo. Las escuelas se volvieron protagonistas durante todo el mes de Agosto.

Conmemorando el mes de la solidaridad, el patito llegó a las escuelas con el objetivo de trabajar los valores en los distintos espacios curriculares y llegar a proyectar en la comunidad sus trabajos.

Las 28 escuelas cordobesas que participaron de la iniciativa trabajaron con los sentimientos de amistad, compañerismo, compromiso, respeto al otro, cooperación, responsabilidad, honestidad y lealtad. Logrando así un sentido de pertenencia al trabajar unidos para lograr una misma meta en circunstancias difíciles.

Tratar la Solidaridad como valor fundamental en los distintos espacios fue el principal tema tratado en cada escuela. Cada una de estas, trabajó de manera personalizada con los contenidos más útiles para un grado o curso.

Todos los niveles se vistieron de amarillo, desde los más pequeños del nivel inicial, hasta los ya casi jóvenes adultos de secundario.

Una de las tantas cosas que dejó este proyecto, fue el comprender que la solidaridad es un valor por excelencia que implica la colaboración mutua entre individuos. A través de Pato Escuela se logró fortalecer el trabajo en grupo con actitudes ante los compañeros donde se manifieste diálogo continuo, responsabilidad y compromiso.